Por qué y cómo

“Rutas óptimas de costes para la renovación energética de edificios públicos que se conviertan en realidad”

La reestructuración EPBD (2010/31/EU) y EED (2012/27/EU) plantea requisitos más exigentes a los Estados miembros para la renovación energética en edificios públicos (ERB): 

  • Apunta a planes nacionales para estimular el acondicionamiento hacia los Edificios de Consumo de Energía Casi Nulo marcando la tasa de renovación objetivo en un 3% anual para edificios del gobierno central o niveles administrativos inferiores
  • El Pacto de los Alcaldes marca guías de actuación similares para que las autoridades locales desarrollen sus propios Planes de Acción de Energías Sostenibles (PAES) que incluyan indicadores específicos sobre energía/coste en edificios municipales

Al mismo tiempo, las administraciones públicas locales experimentan tasas muy bajas de planificación y ejecución de proyectos de mejora energética, debido principalmente a las siguientes razones:

 

  • La dificultad en la recogida de datos de edificios públicos y en la realización de los indicadores PAES
  • La falta de protocolos y métodos para la integración en edificios públicos y para la toma de decisiones en relación con los grandes proyectos de renovación energética de edificios (ERB)
  • Presupuesto limitado y/o insuficiente capacidad para atraer financiación para implementar proyectos ERB

 

IMPULSE tiene como objetivo abordar todos estos retos a través de una colaboración transnacional entre socios científicos e institucionales (municipios), desarrollando proyectos piloto para poner a prueba los protocolos y métodos para la clasificación de edificios públicos y el análisis energético, con el fin de lograr un sistema integrado de apoyo a la gestión para la planificación de proyectos ERB de edificios públicos. En concreto, las pruebas se llevarán a cabo en seis ciudades piloto del Mediterráneo estratégicamente seleccionadas, capturando la mayoría de las zonas climáticas mediterráneas y perfiles de construcción de edificios. Estas actividades de prueba implicarán:

  • La clasificación de edificios municipales en tipologías representativas
  • La estimación de indicadores de rendimiento energético con vistas a perfiles de consumo energético del conjunto de edificios municipales para diferentes combinaciones en cuanto a medidas para la mejora energética
  • Un análisis tecno-económico para identificar las hojas de ruta más óptimas en cuanto a costes y así llevar a cabo una renovación energética gradual
  • La integración de resultados en una plataforma online para identificar fácilmente caminos con costes óptimos a la hora de renovar energéticamente los edificios